Hacer una tarjeta de visita personalizada te dá la seguridad de ser único en el mercado. Tu tarjeta será tu sello de distinción definitivo, con el que marcar tu propia pauta de acción, un elemento con el que te presentarás formalmente ante un posible cliente, en reunión de negocios, o en la entrega de un proyecto o presupuesto.

Tener en tus manos una tarjeta como esta significa que además tienes a la mano un recurso más para vender tu imagen corporativa, y dar a conocer tu nombre y el de tu empresa, con ella, tu equipo será uno frente a tu clientela, y consolidará cara a la galería esa imagen de seriedad, responsabilidad y compromiso que todos quienes trabajamos por nuestra cuenta queremos proyectar.

precios para tarjetas con barniz selectivo uvi

Se dice que ‘’ uvi parcial’’ es uno de los formatos más caros existentes a la hora de hacer una tarjeta de presentación. Debemos ser sinceros, no es barato; no obstante tenemos que ceñirnos también a que no hablamos de cualquier tarjeta y que el efecto visual que causa en quien la recibe, bien vale la pena, porque no se trata de una impresión simple.

Cuando hablamos de esta técnica, nos referimos a ese impactante efecto relieve que se logra colocando sobre un elemento especifico el cual conforma la tarjeta, una resina que dará brillo y la hará sobre salir sobre el resto del texto, logotipo o imágenes que la comppongan.

Esta elevación discreta, elegante pero visible, marcará la atención visual de tu interlocutor quien no dudará de hacer la prueba, palpando la suave textura que además sustenta a este delicado trabajo únicamente logrado por profesionales de la impresión.

Muchos interesados en gozar de los beneficios de este formato nos preguntan con frecuencia, si este recurso sólo se puede lograr sobre el blanco y negro. La respuesta es no, precisamente sobre la superficie de color es donde hará su trabajo, llamando la atención positivamente de quien la tenga en sus manos.

Otras de las preguntas que nos hacen los interesados en utilizarla en sus tarjetas es que si es posible utilizarla sobre varios elementos, es decir, en el (logotipo de empresa, nombre del profesional y teléfono por ejemplo) a esta duda, respondemos también positivamente, aunque siempre hacemos una recomendación: no abusar de la belleza de del uvi parcial pues lejos de potenciar su efecto a la vista, distorsionará sin duda su objetivo y generará distracción.

En muchas ocasiones hemos recibido solicitud de tarjetas con uvi parcial a doble cara. Como profesionales expertos en este ámbito la respuesta ha sido un contundente no. Claro que podemos hacerla, pero en primer lugar encarecerá su elaboración y desviará el objetivo de dar tan sólo un toque de elegancia en la impresión.

Si le damos una definición a este tipo de trabajo, podríamos decir que es definitivamente el formato minimalista por excelencia y que por ello, abusar de esta técnica sería desvirtuar su esencia.