Etiquetas al día

Las etiquetas colgantes para ropa, datan de principio del siglo XX. Modestas tiendas de ropa americana, comenzaban a pasar de la producción de piezas únicas, a la muy rentable manufactura, la producción en serie, se masificó tras la expansión de la Revolución Industrial que cruzaba el atlántico de Inglaterra, hasta llegar al nuevo mundo, y con el progreso que eso significo, trajo la producción de productos de primera necesidad como la ropa, el calzado y productos no perecederos en materia de alimentación, que necesitaban para aquel entonces, al igual que en la actualidad, una manera de identificarse.

Al igual que la producción de artículos de consumo masivo aumento al 100 % su demanda en este siglo creció, aumentó también la necesidad de producir un elemento gráfico dedicado exclusivamente a identificar estos productos.

Inteligentemente y de la mano de los trabajadores de las artes y oficios gráficos, se crearon etiquetas, dispositivos sencillos hechos en cartulina, generalmente dispuestos en forma horizontal, sobre un rectángulo, en los que se imprimía utilizando para ello, maquinas rudimentarias pero efectivas que con el transcurrir de cada década de este siglo, dieron paso a la a moderna maquinaria automatizada, capaz de multiplicar la producción y la efectividad en el trabajo que implica identificar el género de una marca, tienda o de las grandes superficies.

Consultar Precios

El formato clásico, sigue siendo la inspiración para todo trabajador de imprenta dedicado a realizar dispositivos publicitarios, y la referencia inequívoca de la clientela; hablamos de display que cubre todas las aspiraciones de un cliente que quiera identificar correctamente su mercancía, incluyendo en cada etiqueta de forma cuadrara o rectangular datos básicos para llevar a cabo una buena venta.

Donde hacer etiquetas de cartón

En Abc Imprenta hacemos este tipo de etiquetas, enraizadas en lo clásico, pero siempre cimentándonos en la actualidad de un mercado imparable e indetenible. En cada uno de nuestros trabajos combinamos con equilibrio y sobriedad, con el buen hacer y los detalles de excelencia que identifican nuestra marca.

Para conseguir este objetivo, nos valemos de las ideas de nuestro equipo. Técnicamente te darán en todo momento una etiqueta hechas con rigurosos cortes, material de calidad indiscutible como la cartulina de 350 gramos con la que contamos en nuestros talleres, igualmente, aportamos precisión a través del uso de maquinaria de punta con la que obtenemos agujeros que rayan la perfección, así como cantos totalmente simétricos.

Este tipo de etiquetas se caracterizan por ser siempre útiles y aptas para todo aquello que quieras vender, sin importar tu naturaleza, lo clásico, será siempre bienvenido estará acorde con tu necesidad, y con el presupuesto que desees invertir.