Hablar de la historia de la  imprenta, es hablar de la  de la misma humanidad. La escritura esta  desde el principio, asociada al desarrollo y sobre todo a la conformación de los seres humanos como sociedad.

Desde tiempos inmemoriales,  el hombre ha  querido expresarse y lo hace hecho,  cuentos, leyendas y tradiciones de diferentes culturas, han sido transmitidas de generación en generación, llegando a transformarse en costumbres  supremamente arraigada a diferentes culturas como valioso legado.

No obstante,  la creación de los primeros alfabetos; trajo consigo la necesidad de dejar sobre alguna superficie, extractos  históricos,  realidades cotidianas y el devenir del ser humano, dejando evidencia contundente de su paso por la tierra, haciéndola evidente, a través de la escritura.

Papiros y pergaminos fueron  testigos de estos intentos de preservar el acervo cultural de las grandes civilizaciones; sin embargo,  y a pesar de ser testigos vivos de lo que en ellas acontecía, la escritura y la lectura estaban reservadas tanto para una minúscula élite integrada por  folósofos, científicos, monarcas y burgueses.

impresion españaLa escritura para entonces hecha a mano era un lujo al cual pocos podían acceder, hasta que en el año 1440 un pionero, un visionario llamado  Johannes Gutemberg se atrevió a crear un nuevo método mecánico de impresión a gran escala con el que se podía reproducir un mismo texto, cuantas veces fuese necesario, hablamos de los orígenes de  la Imprenta, un sistema que puso  al servicio del ciudadano común una manera de lectura, hasta entonces ignorada, capaz de llegar a mucho más individuos, promoviendo de esta manera la información, la educación y el entretenimiento.

 

Pero seamos un poco más proclives y directos en  la explicación

¿Que es una imprenta?

 Se trata de un instrumento en primer lugar de carácter artesanal y a día de hoy de carácter industrial, el cual permite la reproducción sobre el papel de textos e imágenes, mediante el uso de planchas ( también conocidas como tipos) transfiriéndolos al mencionado papel, a través de la presión,  sustituyendo radicalmente, a los llamados ”copistas” encargados hasta entonces de la reproducción, uno a uno de los elementos escritos que querían darse a conocer.

Indiscutiblemente, en esta área existe un pionero, y nadie en este aspecto podrá sustituir a Gutemberg, no obstante, debemos hacer mención  que  anterior a su iniciativa en la antigua Roma, alrededor del 440 antes de Cristo, se  imprimía sobre objetos de arcilla, mientras que la primera imprenta de tipos móviles  fue creada en China alrededor del año 1040.

Pero volviendo a lo estrictamente conceptual, se trata de una forma mecánica de reproducción de textos  y gráficas sobre el papel, tela u otros materiales como el vinilo y la cartulina.  De forma clásica podría  afirmarse que  consiste en agregar tintas  generalmente de naturaleza oleosa, sobre unas piezas metálicas a fin de transferir su contenido  a presión, como anteriormente lo explicamos,  aunque ya hace más de cuatro siglos y como no podría ser de otra forma, comenzó de manera artesanal.

xeroxcopiaEsta  máquina  trajo consigo una evidente ”revolución cultural” duradera hasta nuestros días, evolucionando por medio de la aplicación de diversas tecnologías, dando pie a nuevas formas de manifestación de esta centenaria técnica, diversificando y ramificando hasta poner a disposición del usuario formas de reproducción que incluyen la flexografía, serigrafía, huecograbado, alto grabado, foto litografia, litografía, impresión offset, xerografía y otras técnica de carácter digital.

Johannes Gutemberg, el inventor, creador y mentor de este  sencillo y a su vez complejo aparato que cambió radicalmente la manera de  expresar la escritura, nació  el 3 de febrero de 1399  en  Maguncia, Sacro Imperio Romano Germánico, orfebre de profesión, destacando en delicados trabajos como la función del oro; para entonces también trabajaba como herrero en el obispado de su ciudad.

Gutemberg además de por ser  el creador de la imprenta moderna, es conocido por  ser  pionero en la impresión y reproducción del libro más traducido y vendido en la historia de la humanidad, hablamos por supuesto de la Biblia,  y por perfeccionar técnicas ya existentes.

El  mérito de Gutenberg fue perfeccionar modelos  de impresión  y atreverse a fundir en metal ( materia que manejaba a la perfección)  todas y cada una de las letras  del alfabeto, ideando  un sistema único para  ponerlas una a continuación de la otra y sujetarlas, de esta forma podían conformarse mucho más rápido  cada una de las páginas que integrarían la futura publicación,  y re utilizar los moldes para  componer otras páginas con  contenido totalmente diferente, esto en cuanto a lo escrito,  en lo que se refería a agregar imágenes,  se seguía pintando las formas a manos, previa utilización de la llamada xilografía.

Aunque la historia no lo confirma,  muchos biógrafos y entendidos en la vida de este  ”precursor de las letras a gran escala” suponen que años después de haber creado su obra , pudo haber estudiado en la Universidad de Effurt, aunque  no lo hizo con su apellido, diversificando  la utilización de su primera máquina, ampliándola y estableciéndose en el mercado de entonces y siendo un absoluto símbolo de la escritura moderna hasta nuestros días.

Como todo invento,  que haya impactado en la sociedad, ha evolucionado, sufriendo  evidentes y positivos cambios estructurales,  haciéndole más eficiente a través de los siglos y derivando la creación de otros instrumentos, en este caso de escritura, que han permitido la creación de empresas  dependientes de estas  tan útiles máquinas.

En este caso, podemos hablar de  las editoriales,  empresas que a través de la historia se han servido de quienes trabajaban en la  multiplicación de textos a través de estas máquinas de impresión, las cuales  a raíz del éxito de la creación de este pionero, proliferaron por toda la  Europa medieval permitiendo el acceso a libros  a la población y la esperanza de aprender a leer y a escribir al vulgo  de la época preso de la ignorancia, y víctima de una cultura  únicamente accesible para un pequeño grupo de agraciados.

Desde ese momento, profesiones como la de ”escribas” pasaron a la historia, ” automatizando” el proceso, haciéndolo mucho más inclusivo, rápido y masivo. Cuando hablamos de cambios,  modificaciones y perfeccionamiento, nos referimos a la innovación  y a la evolución en este caso de un invento de tal alto alcance como la imprenta.

Por su importancia y repercusión hablemos su transformación

transformacion imprentaTal y como lo hemos comentado a lo largo de esta nota, durante mucho tiempo ( hasta el siglo pasado, por lo menos) tras  el cambio y el uso masivo de la imprenta por toda Europa, comenzaron a hacerse textos  ideados para la lectura pública, como libros y periódicos, no obstante, debido a su alto coste  en la producción, a estos, sólo tenía acceso  una elite muy reducida de la población del medioevo, entre ellos, burgueses, terratenientes y altos cargos  interesados en la política.

Su coste era tan oneroso que el resto de la sociedad estaba a espaldas de la cultura escrita;  con la masificación en la adquisición de estas máquinas dedicadas a la impresión, el costo en la producción se abarató  al punto de llegar a cualquier ciudadano interesado en leer alguna publicación y a diferencia de lo que ocurría en el siglo XIX los avances tecnológicos permitieron poner en manos  de cualquier ciudadano  cualquier referencia a la lectura.

A diferencia de aquella época donde  la impresión modestamente podía alcanzar una docena de ejemplares, a día de hoy en apenas segundos la poderosa maquinaria que  integra rotativas de diarios y editoriales son capaces de poner en manos de  miles  de personas centenares de ejemplares que satisfagan  la necesidad de estar informado y por un precio muy accesible.

                           

Datos a resaltar

 La llegada de la  era digital y offset

La mejora de  las técnicas y la diversificación de los materiales, llevaron durante cuatro siglos las palabras por todo el mundo, creció y se amplió el arte tipográfico ( cuando hablamos de tipografía nos referimos a las formas y estilos en las letras)  esta diversificación provocó la creación de sólidas estructuras en lo que a libros se refería, creando  hermosas ediciones especiales, logradas por la implementación de nuevas  técnicas de almacenamiento y recuperación de información.

De esta manera se abrieron nuevos horizontes dando rotundo paso a la llamada era digital, la cual permitió entre otras cosas, el ahorro de tiempo al  poder copiar textos en cuestión de segundos. Se trata de un considerable lapso, sin embargo en lo que a resultados se refiere, el tiempo se ha acortado ofreciendo secuelas  casi inmediatos en la implementación de la ”nueva imprenta”, diversificando además la cantidad de productos a ofrecer.

Entrado en siglo XX la impresión digital cobró amplio auge,  al proyectarse hacia el usuario  y aventajando en muchos sentidos a  la tradicional;  porque la digital es la que se lleva a cabo directamente desde el ordenador hacia la máquina, este proceso es el ideal para realizar  proyectos que involucren bajo volumen y tiempo de entrega sumamente  cortos, ofreciendo como una de sus principales ventajas la disponibilidad inmediata del trabajo, porque la versión digital de la imprenta no requiere  ni de esperas, ni de enfriamientos, mucho menos de secado.

Su auge y demanda, ha llevado a los proveedores y a los diferentes fabricantes a lanzar  en los últimos cincuenta años, equipo con mayores y diferentes prestaciones, que les han hecho aptas  para satisfacer las crecientes necesidades del mercado en todo el mundo.

Otro de los aspectos que  encierran la  utilización de esta útil variante de la imprenta  en su evolución, es la inclusión del pequeño y gran formato,  poniendo a disposición de los nuevos usuarios  tamaños ajenos a los estándares impuestos a principio del siglo XX, porque además da la oportunidad de personalizar el producto, hacerlo único aunque de el, se hagan cantidad de ejemplares.

También en offset

Este no es el único cambio del que podemos hacer mención;  y funciona con la misma eficiencia y popularidad entre los usuarios otra variante de la imprenta conocida como la versión offset. Se trata de una técnica en la que se aplica tinta generalmente oleosa sobre una plancha metálica, casi siempre hecha de aluminio; este contiene en si mismo un proceso  muy similar al de la  litografía.

El offset se desarrolló,  a través de la visión creativa de dos inventores, los cuales curiosamente se encontraban en diferentes lugares del mundo, en 1875 el inglés Robert  Barclay quien desarrolló una manera para imprimir sobre metales, y posteriormente en 1903 el estadounidense Ira Washington Rubel, quien completó el   proceso a través de una impresión sobre papel.

Suele decirse de ” la offset” que  ejerce una  función muy parecida a la de la litografía, debido a su método impresión, la explicación práctica es la siguiente: se moja la plancha con agua o una solución especial con el  fin de de que esta superficie repela  las zonas  en las que no habrá impresión.

La imagen se transfiere a  la superficie a través de un cilindro recubierto por un material sensible denominado mantilla hecha generalmente de caucho o de silicona las cuales reciben las imágenes transferidas por presión a una superficie receptora del contenido, generalmente se trata de papel, pero también puede hacerse sobre otros materiales.

Esta manera de imprimir confiere al resultado una calidad final totalmente excepcional, puesto que el recubrimiento de caucho del rodillo que se aplica esta en la capacidad total de impregnar con la tinta que lleva pegada, aún superficies con texturas rugosas y también irregulares y todo esto gracias al caucho, beneficio que en este particular, sería imposible dar a través de rodillos elaborados a partir del metal.

En la actualidad se siguen desarrollando nuevas mareas de utilización de la imprenta moderna a partir de estas técnicas  inventadas  por mentes prodigiosas y verdaderas lumbreras que han favorecido  el crecimiento y expansión de las ciencias y la literatura  en las sociedades  que han  poblado el planeta en los últimos  tres siglos.

Por si fuera poco no sólo han cubierto las áreas de carácter  académico, sino que también  han llegado a abarcar y a crear un mercado sólido  en lo que a la  difusión de marcas, negocios  e instituciones a través de la publicidad impresa, de la que hablaremos a continuación en otro de nuestros apartados.

Otras técnicas y nuevos desarrollos  

graficas offset  Los siglos XX y XXI pueden  catalogarse como las épocas en las que más  se ha desarrollado la tecnología, y lo ha hecho en todos los aspectos, tanto  de manera técnica como en innovación de maquinaria de punta, inspirada por supuesto en aquella primera imprenta inventada en el siglo catorce  por un muy inspirado Gutemberg.

Desde la automatización y la inclusión del color, muchos son los cambios y  mejoras que ha experimentado el  interesante proceso de impresión, con el que se da ”vida al papel”. Alrededor del mundo la industria ha crecido de un mondo vertiginoso logrando  hacer realidad los sueños de aquellos primeros ”conquistadores” quienes aspiraban no sólo llegar a las multitudes, sino hacerlo a través de grandes letreros  o avisos  que colgados en las principales vías de acceso de  las grandes metrópolis llegaran a la mayor cantidad de destinatarios.  Y lo lograron, creando máquinas de impresión  que permitieran elaborar grandes letreros.

A este apartado hasta hoy se le conoce como gran formato, una expresión gráfica de la que podría afirmarse que casi carece de límite en lo que a tamaño se refiere y que efectivamente está al alcance  visual de todo el mundo, gracias a maquinas que abarcan  inmensas medidas hasta alcanzar metros y metros  de largo y ancho para llegar a hacer un comunicado de diversa naturaleza, incluyendo  el publicitario, informativo o académico.  Si, esto podría catalogarse o definirse como la revolución de la impresión.

De igual manera en los últimos 50 años se han materializado diversos maneras de proyección de la imprenta, pasando a ser  la forma  máxima de expresión escrita a ser  una institución  para la cual trabajan diversas oficios inexistentes si no fuera por  ella.

Diseñadores gráficos, técnicos, analistas de imagen, rotuladores y muchos otros profesionales surgieron también este periodo gracias a los avances de la imprenta y a las  diversas necesidades que estas crearon en la sociedad como por ejemplo la impresión de libros de textos para los diferentes niveles académicos, arte, espectáculos,  revistas de diferente contenido y un sin fin de títulos y de trabajos, los cuales sólo se han podido lograr gracias a la existencia de esta poderosa máquina.

A día de hoy, la investigación no se detiene y los resultados de esta son patentes en todo aquello que encontramos en el mercado, sin escatimar en formas,  tamaño y número de ejemplares a lograr, hasta alcanzar lo otrora imposible, es decir obtener un objeto  en la forma plana del papel  en tu mano, cobrando vida a través de una modalidad que aún logra sorprender a quien  ve su idea convertida en una realidad, no sólo sobre una superficie, sino  hacerlo real y contundente  a través de la impresión en 3D.

 La imprenta en tercera dimensión

impresion digital  Parece mentira pero tras 500 años de existencia esta rudimentaria máquina inventada en una lejana  población alemana,  esta, ha llegado a desplegar todo un universo de ingenio y desarrollo  científico hasta  dar  el paso esperado.

Hablamos de una de las grandes tendencias  en la diversificación de esta ciencia, nos referimos a la impresión en 3D, estas forman parte de  lo que se denomina procesos de fabricación aditiva, hablamos de todo aquello que  permite fabricar un objeto desde cero, dejando que las máquinas añadan todos los elementos necesarios hasta crear una pieza  final.

A esta manera de crear  y dar vida a una imagen  en tercera dimensión es decir en ancho, largo, alto y profundidad,  elaborado a partir de un diseño hecho por ordenador, descargado de internet o recopilado a partir de un escáner, se  le denomina de esta manera, figuras en tercera dimensión.

No sabemos cual será el siguiente peldaño en el asenso  de este mundo que no parece tener fin; y que seguramente no lo tendrá, pero esta sorprendente innovación, ha marcando una pauta definitiva, señalando un antes y un después en  este amplio universo.

 En  en vertiginoso asenso

Areas como la arquitectura, la medicina, la cinematografía, y la ingeniería entre otros, han experimentado un grande crecimiento  gracias a este tipo de impresión; cara  al año 2017 se augura un seguimiento de esta línea de manera ascendente, su  venta se duplicará respecto a años anteriores, pasando además de ser  exclusivamente maquinas de uso industrial, a diseñarse modelos de  mesa, los cuales en poco tiempo llegaran a los hogares  con el fin de hacer realidad  cuestiones mucho más cotidianas como  piezas de colección, artículos par la presentación de trabajos escolares o meros objetos decorativos;  se podrá acceder gracias a los beneficios de este sistema, que aún sigue sorprendiendo al mundo.

La imprenta interviene en todos los ámbitos de nuestra vida, es generador de ideas, recursos y empleo, además de un modelo de desarrollo que ha penetrado en todos los sectores, haciéndose imprescindible. Indudablemente, reunir en tan pocas líneas toda  su historia  tarea imposible; no obstante pasearse por los momentos que han marcado punto de inflexión en cuanto a cambios se refiere, es una cuestión sencilla, si nos apoyamos en  el material gráfico y escrito que durante muchos años han reunidos amantes de las letras,  coleccionistas  e instituciones  especializadas, en las que se puede apreciar desde  las primeras máquinas manuales, hasta los más actuales modelos que definen  su campo de acción en las últimas dos décadas del siglo XXI.

Imprimir es un arte. Un modo de vivir, una responsabilidad ineludible con la sociedad en la que vivimos. Lo impreso, tiene peso. Crea matriz de opinión, es capaz de cambiar, unificar y desmembrar, de allí su importancia. En su momento  fomento la alfabetización, la lectura y el ingreso de cientos de miles de individuos a las aulas.

Permitió la creación de empresas de toda índole, la difusión de las bellas artes, de la creencia espiritual( versionando  a cientos de idiomas La Biblia) dio paso  impresión de partitura de grandes obras de la música clásica, hizo llegar la anatomía a  recónditos rincones del mundo y re definio la cultura en general, sus múltiples aportes nos definen como civilización y continuamos recibiendo y disfrutando de sus beneficios.