En una empresa plenamente estructurada y organizada, existen elementos que de ninguna manera deben faltar. Sus departamento administración y despacho por ejemplo, deben contar con elementos que hagan posible la reseña continua y permanente de las operaciones que en ellos se llevan a cabo de manera diaria, sean asentadas y certificadas por quienes trabajan en ellos de manera que de ninguna forma quede duda de lo que se ha recibido, entregado o abonado.

De que cada operación quede claramente registrada y avalada depende el buen funcionamiento interno de la empresa en cuestión y de sus ganancias a fin de mes. En muchas ocasiones no es suficiente que en los albaranes, facturas o notas de entregue quede únicamente registrada una firma autorizada, si de verdad se quiere legitimar cada una de las transacciones que tu equipo realice, entonces debes contar con la utilización de un sello profesional.

A día de hoy el mercado brinda una gran cantidad de opciones con la que hacer un cuño de empresa. Atrás quedo aquel tiempo en el que únicamente se contaba con ese modelo sujeto a una base de madera, el cual estaba dotado con una goma troquelada que dependía para su funcionamiento de una almohadilla impregnada de tinta.

Este constituía una solución a medias, pues si, al final de cada folio podía presionarse y en distintos colores colocar sistemáticamente la información que para validad el documento se requería, no obstante este método traía consigo un problema añadido, pues además de marcar las hojas escritas la tinta se espacia, en las manos del usuario y en escritorio, restando pulcritud al documento en cuestión.

Esto sin tomar en cuenta, que si el recipiente en el que se depositaba la tinta recibía una cantidad excesiva de este, la información que se trata de imprimir e n los documentos a sellar, se distorsionaba sin remedio alguno.

personaliza tu empresa con tu propio cuño

Afortunadamente, todos estos incidentes son asunto del pasado. En la actualidad y con la evolución del mercado, un taller de imprenta que se precie cuenta con los llamados sellos automáticos.

Se trata de un tipo de cuño que dispone de una reserva de tinta, la cual se ubica en el interior de una pequeña caja, esta al presionarla y por medio de complejo mecanismo interior impregna la superficie troquelada en relieve , haciendo que la tinta se traslade al papel , suministrando la cantidad justa que se necesite al momento.

Es innegable la utilidad que este tipo de sellos ofrecerá, se trata de un instrumento sumamente completo cuyo interior albergará todo aquello que otrora se usaba por separado, por lo tanto ahorrará espacio en tu mesa de trabajo, la convertirá en un sitio mucho más despejado y en ningún caso, serás víctimas de aquellos derrame de color que se convertían en verdaderos desastres en los que

se veían implicados, folios, las manos del trabajador y en algunos casos hasta su vestimenta, es decir, se trata de un artículo que cumplirá su función con suma pulcritud

En cuanto a los modelos y tamaños se refiere, existe un mundo de posibilidades adaptables a cada necesidad: Si por ejemplo eres un alto ejecutivo y son cientos los documentos que día a día tienes que rubricar, puedes seleccionar el modelo con tu firma y hacer así mucho más proactivo y eficaz tu trabajo.

Si eres comercial y tu día a día te lleva desarrollar tu labor fuera de la oficina y por ende a llevar todo tus instrumentos en tu maletín, seguramente necesitarás un sello con una modesta medida que te permita trasladarlo con facilidad, sólo tendrás que hacer referencia al tamaño que necesitas y según la medida que requieras podrás pedirlo.

La importancia de un sello personalizado radica en la autentificación de cada folio que salga de tu despacho, y que en cada uno de ellos se haga notar información vital de tu empresa como el nombre, cif, y número de profesional colegiado en el caso de ejercer una profesión específica por tu cuenta.

Utiliza el color de tu preferencia y escoge su forma destacando entre ellas, la cuadrada, rectangular y la novedosa forma esférica en los útiles e imprescindibles sellos automáticos y hechos a la medida de cada empresa y profesional.