Para hablar de lo que es la serigrafía, en primer lugar debemos  acotar que se trata de una actividad, o un arte relacionado con la impresión. Según su concepto más estricto la serigrafía nos habla de una técnica empleada  en la reproducción de imágenes o  documentos.

Que es la serigrafía

Se trata de un método que permite la utilización de cualquier material y consiste en la transferencia  de una tinta utilizando para esta labor una malla  tensada  sobre un marco;  a través de una emulsión se bloquea el paso de la tinta en cuestión,  donde no esté planteado que exista una imagen,  y de esta manera esta zona queda libre de  cualquier gráfica.

La serigrafía despunta entre otros sistemas por ofrecer  una muy grande ventaja, pues se  trata de un sistema de impresión repetitivo,  es decir, una  vez que el primer modelo esté hecho, la impresión puede ser repetida, cientos y hasta miles de veces sin que de ningún modo la imagen que se quiera conseguir pierda resolución.

Historia de la serigrafía

Esta es una técnica sumamente antigua, casi tanto como la  humanidad misma, pues según algunos historiadores, se utiliza desde el año 3000 antes de Cristo,  cuando los aborígenes de las Islas Fiyi utilizaban hojas de plátano para lograr  hacer la distribución de las tintas que antes mencionamos, claro está;  de ninguna manera  pensaron que su rudimentariaforma de   ”teñir” algunas de sus vestimentas utilizadas para rituales religiosos trascendería, hasta hacerse indispensable en el mundo de la impresión.

A principios del siglo XX la técnica se extendió y comenzó a utilizarse en  los Estados Unidos, para crear  anuncios de carácter publicitarios por una parte y por otra, popularizando el trabajo de muchos artistas que  la utilizaron como  forma de expresión.

A día de hoy es posible implementar  la serigrafía para imprimir sobre materiales que de otra manera sería imposible. Porque no es tan sencillo imprimir una imagen sobre madera,  telas, cerámica y metal, siendo ideal del mismo modo para la fabricación de pegatinas,  decoración de cristales,  hacer etiquetas, camisetas y otros cientos de artículos sensibles de ser  estampados por esta modalidad.

A pesar de estar sujeta a grandes transformaciones, gracias a la industrialización, ésta se puede aplicar  de forma casera,  sin tener que contar con   maquinaria especializada, ni con  costosos presupuestos.

Trabajar con serigrafía es un asunto sencillo que requiere de pericia, creatividad,  y  habilidades manuales, pues además de tener  uso industrial,  también se puede utilizar sus  rudimentos para elaborar proyectos  hechos desde casa con un resultado  que seguramente  será del agrado de quien lo elabora y  de quien lo reciba.

Para que un trabajo  serigráfico llame la atención es necesario el uso del color,  tintas de calidad comprobada, contar con un espacio apto para llevar a cabo la reproducción y  tener ideas  innovadoras a  la par que sencillas para poner en práctica los muy fáciles pasos de su implementación.