Cuando inicias un negocio, cuando comienzas en un área comercial, lo que más urge cara el público y a los posibles clientes, es hacerte ver, escuchar y recordar.

No es fácil, no es sencillo, pero para este ardua labor cuentas con aliados a la altura del reto que se avecina. Tendrás para este menester un portavoz que ira por ti a todas partes, llegando con tu imagen, mensaje, oferta y servicio, la pregunta es, a que público llegar? Quien necesita saber que tu empresa existe?

La respuesta es simple: todo el mundo! Nadie debe quedarse sin conocer tu local, tu dirección y ubicación, puede que hoy esa persona a la que tu negocio le es ajeno, te necesite como agua de mayo en el futuro.

Porque imprimir octavillas A6

¿La recomendación? ‘’tapizar’’ la ciudad con un concepto impreso, que no ocupe mucho lugar, fácil de trasladar pero que a la vez, tenga alma en su contenido, centra tu esfuerzo en expandirte, para ello, sólo tienes que valerte de la octava parte del éxito: un folleto que en esencia y origen es el resultado de la división de un folio en cuatro partes, utilizando esta proporción cuya medida no supera los 10 x 15 cm, impreso en papel couché por ambas caras, hecho en cuatricromía, en papel estucado de 125 gramos , práctico, y personalizado: una octavilla.

Los resultados serán inmediatos, tu octavilla ocupa los espacios, buzones y estantes de coches, viviendas, oficinas, centros de estética de tu zona, gimnasios y todos los sitios que concentren personas de todo tipo y dedicados a diferentes oficios.

Anima y motiva todo lo que puedes hacer con este pequeño y formato, seguir que quieres hacer el tuyo ya! Pero no te apresures antes deberías seguir los siguientes pasos:

Entender bien lo que quiere el cliente para ofrecerlo en tu octavilla, por ejemplo:

Incentivar el consumo imprimiendo folletos que contengan por ejemplo, ofertas o promociones (que tal decir que presentando el folleto en cuestión en tu local, el usuario obtendrá un descuento o un regalo)

Hacer propuestas a largo plazo, a fin de mantener el interés del receptor durante todo el año. Menú de verano en el caso de un bar, acumular puntos para descuentos posteriores, etc.

Usos de las octavillas

Habla de la labor de tus empleados, de la buena atención y el buen servicio: Motivando a tu personal, ellos son parte de tu proyecto, de esta manera motivarás también a tus nuevos clientes.

Si vas a lanzarte a producir ‘’ la octava parte’’ confía en expertos profesionales que reinterpreten tus ideas. Dirígete a tu público con sencillez, no seas estridente en las palabras y mucho menos en el texto y sobre todo, administra los folletos, no pretendas ‘’atacar’’ a tu público, haz que se sientan agasajados con cada uno, no invadidos; recuerda que menos es más. Se trata de darte a conocer, no de invadir. Esta es la clave para alcanzar la octava dimensión del éxito publicitario.