Un servicio imprescindible,  la empresa donde acude  todo aquel  que necesite de una imagen o un texto trabajado profesionalmente.  Un local en el que se ofrecen bienes y servicios relacionados con la imagen, rotulación, diseño gráfico, la elaboración de carteles, impresión de publicaciones periódicas, y donde se brinda servicio de carteleria,  personalización de reclamos publicitario de toda índole , material académico, con objetivos publicitarios, de marketing y  el suministro de un sin fin de artículos a la medica del cliente  que requiere de material impreso con diversos fines.

Diferencias entre una imprenta on line y una tradicional

La imprenta tradicional, no es más que  ese local en el que te atienden  personalmente para dar respuesta a tus necesidades y  requerimientos, donde pongas  de manifiesto tus ideas y proyectos, en el  que  son oportunamente analizados por los conocedores del ramo.

El lugar  en el que reunidos con los expertos el cliente  puede elegir  y decantarse por ese producto que le será de  utilidad para poner en marcha un plan de desarrollo profesional, empresarial o personal, ajustándose  al presupuesto con el  cuente para el momento.

Por lo general en la sede de una imprenta tradicional que se precie,  se aconseja, se brindan alternativas, y se abre un abanico de posibilidades   para que el cliente pueda elegir,  siempre bajo la mirada atenta de  los expertos.

Lo anteriormente dicho, es lo que básicamente  representa  la atención  que se presta  en la imprenta de carácter tradicional, en la que todo se hace cara a cara y hasta donde el interesado debe desplazarse  si desea obtener estos servicios.

Con el devenir y el  desarrollo de la versión web de  la mayoría de los negocios con presencia física, la imprenta en general, ha  desarrollado también ese espacio virtual. En el  se hace un despliegue de todo lo que en presencia física se ofrece al cliente, se trata de un lugar al que puede acceder quien lo necesite, desde donde esté y navegar por aquella sección de su interés con el fin de encontrar oportunamente el producto que requiera.

Entre la tradicional y la web  existen marcadas diferencias; positivas en todo caso, pero que de igual manera marcan distintos aspectos de cada versión de un mismo negocio.

En la tradicional es menester acudir y para ello debes desplazarte desde donde estés hasta su sede.  Por el contrario, hacer una consulta en la versión on line no implicará  hacer ningún viaje, tan sólo con  un clic llegarás  al producto que desees; ver  su constitución, física características técnicas y precio.

Si  decides acudir al local de una imprenta tradicional, podrás ver en directo el producto y palparlo,  ver algunas muestras de trabajos  que anteriormente hayan hecho,  y hasta solicitar una prueba de impresión eligiendo  los colores, la forma y la medica del artículo.

Navegar en la web te da la oportunidad de conocer  todo el listado de catálogo  con el cuenta la empresa, accediendo a  este  a la hora que lo desees, en el momento que lo requieras,  y las veces que sea necesario, pues por este medio de ninguna manera estas supeditado a un horario de atención al público, y podrás obtener la información que necesites desde donde estés.

Si eres de los más clásicos y te gusta el trato  in situ,  acudir  a tu impresa de confianza sera tu opción, aprovechando la oportunidad de ver además maquinaria,  instalaciones y conocer a quien te atiende tras el teléfono generando confianza.

On line, podrás tener este mismo trato, pero vía escrita,  te brindará la ventaja de dejar todo  reseñado y  evitarás errores, pues tu pedido, incluyendo cantidad, material y color, quedará reflejado por escrito desde el primer momento.

Estas representan algunas de las más notables diferencia de estas maneras de presentar la imprenta, cada una de ella,  brinda diferentes prestaciones aunque ofreciendo una misma visión de  un negocio que se expande con el fin de llegar hasta donde el usuario lo desee.

Una imprenta online ofrece  una manera diferente de ofrecer un servicio de calidad, incluyendo en la versión  ”on line” el pago,  a través de tarjeta y el envío directamente a la puerta del domicilio.  La actividad  en la web de la imprenta crece, se consolida y se diversifica, y cada vez son más los usuarios que se atreven a  gozar de sus beneficios, sin dudar en ningún momento de la calidad  que presenta a quien decida valerse de sus beneficios.

La tradicional  te dará un plus de seguridad, sabes donde están y quienes son  y podrás poner en sus manos  todas tus inquietudes, y ellos, como profesionales estarán prestos a corregirlas.  Lo ideal  en este aspecto es que  la ”on line” cuente con una sede a la que  el cliente con toda tranquilidad pueda acudir y sentirse respaldado por un empresa  con presencia en la que confiar futuros trabajos.