Las tarjetas de visita para médicos odontólogos, han sufrido en la última década  contundentes transformaciones en lo que a estilo se trata. En otro tiempo se consideraba que la tarjeta de presentación de un médico especialista debía resaltar  por ser  totalmente seria y formal, casi siempre rectangular, clásica, sin brillo y si es posible en blanco y negro.

Los tiempos han cambiado, ese temor de los profesionales sanitarios por parecer ”poco serios” si añadían cualquier novedad a  las tarjetas que le representa, ha cambiado radicalmente; este giro positivo  les ha llevado a permitirse ser más creativos y  a disponer de modelos  mucho más llamativos y originales, utilizando  toda una gama de colores en otros tiempos impensables.

Los conocedores del ramo, atribuyen este radical cambio en esta  tendencia a la rabiosa competencia  comercial de la que todos llegamos a ser parte, bien como consumidores  o como vendedores, comerciales o agentes publicitarios.

En Abc Imprenta como  productores de este artículo de alto consumo, hemos notado  a lo largo de nuestra trayectoria  el aumento  en el cambio de estilo de tarjetas que solicita este colectivo profesional que ha dejado de lado  el simple y poco llamativo  formato de presentación  de forma rectangular, impreso regularmente a una sola cara con letras negras y con apenas  el nombre del profesional, horario y teléfono de contacto, para aventurarse a  utilizar otro tipo de tarjetas mucho más moderna y ágil.

Consultar precios de tarjetas de visita

El repunte  en la renovación de estilo, ha propiciado la creación de un sin fin de modelos, colores, formatos y estilos muy personales de tarjetas de presentación, haciéndose casi únicas en el mercado y es que tanto dentistas como las clínicas dedicadas al ramo, han comprendido que, por supuesto, además de ofrecer  excelencia en la atención de los pacientes, para la captación de nueva clientela, hay que contar con una imagen corporativa e interesante,  sin que esto representen dejar a un lado la solemnidad  que conlleva ejercer una profesión de tan alto talante como es la de ser médico odontólogo.

Tarjetas, lo más vendido

A nuestros talleres suelen  acudir  profesionales en búsqueda de una nueva tarjeta de visita, personalizada, hecha a la medida; y en esa búsqueda nosotros como expertos entramos no sólo como  expertos en la impresión, sino que también ofreciendo asesoría continua en lo que a formas, tamaños y estilos se refiere.

En este sentido, podemos afirmar que entre las más solicitadas y por ende las más vendidas, se encuentran las tarjetas troqueladas. A color, blanco y negro, impresas (como el resto de los modelos por ambas caras) y generalmente con forma de pieza dental.

Hechas con un troquel para lograr esta figura sigue encantando  y gustando como opción, porque a primera vista gusta a quien la recibe, pues se presenta con mucha versatilidad, porque   generalmente, se le da vida  añadiendo una sonrisa,  el logo, o haciendo caricaturas que no pasan desapercibidas.

De igual manera y con el mismo encanto visual, nuestro equipo de creativos sigue notando la demanda del modelo con uvi parcial, con el que se recubre sólo un elemento de la tarjeta con un plástico hecho en relieve con una especie de resina hecha para dar una sensación de relieve de incomparable elegancia.

Caracteristicas del papel y manipulado

Otras de las predilectas  de los dentistas  son las glasofonadas en  brillo o  mate, porque nada como  esa cobertura aplicada con plástico al calor, para darle más vida útil a cada ejemplar,  haciéndolas más duraderas, resistentes y claro está, pensando siempre  en tu bolsillo.

Sin embargo,  y aunque lo antes dicho sea una realidad, tal y  como  lo reza el refrán es una premisa ineludible que ”lo clásico  no pasa de moda” por ello,  continuamos recibiendo pedidos a diario de este tipo de tarjeta personalizadas para dentistas, porque la utilización de material homologado por las exigencias de la Unión Europea,  maquinaria  de punta en la impresión y  el corte, así como el uso de cuatricromia para lograr el color exacto, marca la diferencia entre una clásica ordinaria y una elaborada por  nuestros profesionales.

A los años de experiencia en el sector, añadimos la atención personalizada, el consejo contante de nuestros expertos, un equipo abocado en todo momento a  resolver tus dudas, a sugerirte  un modelo que te pueda favorecer, previo estudio de tu perfil y la aplicación de un estricto control de calidad sobre cada uno de los pedidos que hagas a nuestras oficinas.

Ponemos en tus manos toda la facilidad para acceder a toda la gama de productos y prestaciones de nuestras tarjetas,  por ello podrás  verlas una a una, con una  sencilla navegación en nuestro  amplio lugar en la web; te invitamos a detenerte  en cada una de ellas y analizarlas, hasta  llegar a coincidir con la que mas se ajuste a ti, a tu estilo, objetivos,  proyectos, metas y a tu capacidad presupuestaria.

Si en cambio, eres de los mas tradicionales y quieres  venir a conocernos, será para nosotros un gran placer reunirnos contigo en nuestra sede, mostrarte modelos, que veas y palpes nuestro trabajo, que nos veas en acción y que disfrutes de la asesoría personal  de quienes están siempre a tu servicio en nuestros  departamentos creativos y comercial. A nuestro local, podrás venir cuantas veces creas convenientes, aquí estaremos para atenderte por tu  nombre de pila y  conociendo al dedillo tu pedido,  tu empresa y recordando siempre tu encargo.

Desde nuestros inicios y como meta, En Abc Imprenta nos hemos propuesto estar siempre junto a nuestro cliente,  de ninguna manera  ”deshumanizarnos” y alejarnos de cada uno de los usuarios que cruza el umbral de nuestra puerta, o nos contacta vía ”on line” nuestro propósito y política de empresa nos conduce a acercarnos cada vez más a ti, a  conocer cuales son tus derroteros profesionales, y a plasmar sobre el papel todo aquello que quieres proyectar; nos consideramos parte de tu equipo, somos tu socios, tus aliados.

Pon en marcha la elaboración de tu tarjeta, hecha sobre cartulina de 350 gramos, en medida estándar de ( 8,3 x 5,3 cm) con cantos redondeados, o rectangulares, de forma redonda, doble,  con un toque vintage hecha sobre papel kraft, o fuera de serie si así lo quieres,  en materia de tarjetas de visita, no todo está dicho y no  hay casi nada imposible.

Renueva tu estilo profesional, el de tu clínica y  el de tu personal, refuerza lazos con tus pacientes, lleva  un control exhaustivo de tus citas, y da a conocer  tus servicios,  presenta nuevos  proyectos y cierra los mejores  acuerdos económicos de tu carrera con la seguridad de tener en tus manos una tarjeta de visita que jamás defraudará, que estará a la altura de las circunstancias y que hablará  por ti,  fortaleciendo tu imagen y  colmando tu agenda de trabajo, cuestión que se traducirá en números positivos a fin de mes.

Dale a este instrumento el lugar prioritario que se merece, otorga fuerza, acrecentando tus posibilidades, agiliza los procesos, vigoriza tu trabajo diario y refuerza la rutina diaria, poniendo en tu mostrador y al alcance de los interesados tus tarjetas,  las cuales te representarán y  promoverán tu trabajo, de una manera continua, espontánea y sin que esto signifique un desembolso adicional, o que represente un coste adicional con el que en un principio no contabas.