A día de hoy los salvamentales, no sólo cumplen la función de proteger el mobiliario de sala de tu restaurante o bar. Este artículo de imprenta se ha convertido en más que un protector de mesa, cuya función se limita al anti derrame.

De ser tan sólo un trozo de cartulina o de papel en forma rectangular, se han convertido en una de las más eficaces formas de promocionar tu negocio de restauración, podría decirse que se encuentran a la altura de los flyers o carteles publicitaros que imprimas para cumplir esta misión.

Hace ya algunos años, hosteleros empresarios del sector llegaron a la misma colusión: nada más impersonal que un salvamantel hecho en blanco y carente de diseño. El salvamantel, da vida, pone ese punto de color a las mesas y a la barra de tu bar, eleva la imagen corporativa de tu negocio y envía un mensaje muy directo a tus clientes a través de ellos, cada salvamentel personalizado, se convierte en una señal inequívoca de que sabes donde estas y hacia donde te diriges respecto a tu oferta y tu servicio.

Si leyendo estas líneas, te has dado cuenta que estas incurriendo en el error de tener un armario repleto de salvamanteles que no transmiten ningún mensaje y que por el contrario, son aburridos y sosos, es el momento conocer las ventajas que la utilización de un producto como este, añadiendo detalles que le conviertan en un agente comercial más, que hable por si sólo.

Sírvete (y nunca mejor dicho) de los cientos de beneficios que te brindan, a continuación algunos de ellos:

1.- Están hechos sobre un material muy ligero, fácil de poner y fácil de limpiar. Se trata del papel offset de 90 gramos, para el desechable y estucado para los permanentes, ambos por su carácter desechable uno, y auto limpiable el otro, le convierte en un artículo poderosamente higiénico.

2.- Aptos para utilizar en cualquier superficie: madera o aluminio, sobre ambos materiales actuará con la misma eficiencia, y hará que el mensaje destaque.

3.- En lo que al color se refiere, no hay porque escatimar, no obstante, la elección de utilizar una dos, o más tintas, tan sólo depende de la imagen y del concepto de tu local, pues lo ideal es que esté en plena armonía, con el resto de los elementos.

4.- El salvamantel desechable puede cumplir además una función adicional, porque si utilizas su reverso para ‘’dibujar’’ sencillos juegos de mesa podrás crear entretenimiento durante la espera, que mantendrán ocupados a tus visitantes de más corta edad (lo agradecerás tu y seguramente sus padres también).

Desechables o permanentes, se harán notar crearán un agradable ambiente, propicio para el compartir gastronómico con fines lúdicos o de negocios, proyectando tu nombre, imagen y concepto a la altura de nuevos comensales habidos de novedades, que se desprendan de una propuesta original y orientada hacia la satisfacción del cliente.

Nuestro catálogo será tu guía inmediata, pero si tienes alguna duda, o una propuesta y quieres saber si esta es viable, visítanos, nuestro grupo de expertos estará siempre a tu disposición para darte esa efectiva asesoría que requieres para adquirir el producto adecuado, en la cantidad adecuada y con el precio adecuado.