Las tarjetas hechas en pvc y sus innumerables ventajas, la han convertido en un producto de élite, del que muchos clientes de imprenta se sirven para lograr sus objetivos. Están hechas en una especie de plástico, muy resistente y duradero, en el que se puede imprimir por una de sus caras o por las dos, según sea lo que necesite el usuario. Este material ofrece una tarjeta contundente duradera y segura, con múltiples funciones.

A día de hoy, no existe un bolsillo, monedero o portafolio que no tenga una o más de estas tarjetas de este tipo, pues a medida que se implementa un uso adicional, mucho más personas las tienen en sus manos.

A continuación podemos hacer un pequeño compendio, en el que indicaremos algunos de los usos más frecuente que se les da a este tipo de soporte, el cual amplia cada vez más su espectro de implementación, a medida que se comprueba la infinidad de ventajas que presenta.

Tarjetas bancarias de crédito y débito, documentos de identidad nacional, tarjetas sanitarias o de mutua, de ingreso y salida de gimnasio o clubes deportivos, carnet de conducir, de academias de estudios, tarjetas descuentos de grandes superficies, de membresía a peñas deportivas y culturales, tratamiento VIP de clientes, entre otros, hacen que se acreciente la popularidad de este soporte, por demás rentable, el cual no es fácil de romper, y tiene la capacidad de resistir las inclemencias del tiempo, como el calor y la humedad ( siempre y cuando no se abuse de el) pues como cualquier otro material, esta sujeto a un código de uso para su conservación.

Del mismo modo, puede agregarse otras aplicaciones particulares basadas en las necesidades del usuario, como añadir si fuera necesario el código QR, un chip identificativo el cual porte dentro de sí una clave en particular, recortar sus cantos o bordes de manera redondeada para evitar accidentes, y hacerlas en la medida estándar que se asemeje una tarjeta de visita al uso para hacerlas mucho más fáciles de trasladar, incluyendo además en ellas, si lo solicitas un útil código de barras, con el que se haga saber a terceros su uso y verificar su autenticidad.

Las tarjetas de pvc, son sensibles de ser personalizadas en su totalidad, sobre ellas, se puede diseñar un logo o formato, a color o en blanco y negro según el gusto del comprador y confeccionarlas utilizando para ello la medida de (8,3 cm x 5,3 cm).

De igual forma este artículo es apto para crear smart card o tarjeta inteligente, con banda magnética y las de alta hostelería, también conocidas como key card o tarjetas llaves, con las que se puede abrir o cerrar las habitaciones de hotel, con ellas tu local dará al cliente esa sensación de distinción y organización que tanto se busca en un hospedaje de calidad.

En lo que al coste se refiere. No hay porque temer, seguramente encontrarás en el mercado un presupuesto de tarjetas profesionales personalizadas hechas en pvc ajustada a tu presupuesto y con las características que estas líneas describimos.